miércoles, 15 de enero de 2014

Reseña Los nombres muertos, de Jesús Cañadas

Los nombres muertos
Jesús Cañadas
Fantascy
464 páginas | 2013
H.P. Lovecraft ha recibido una propuesta imposible: buscar el Necronomicón. Un libro maligno que no existe, a pesar de que todo el mundo crea que sí. Y Lovecraft lo sabe por una razón: porque es su más célebre invención literaria.

En 1919, el escritor americano Howard Phillips Lovecraft escribió el relato “El Sabueso”. En sus páginas se mencionaba por primera vez el Necronomicón, un tomo de magia negra rodeado de una siniestra leyenda.

Doce años después, la misteriosa viuda de un multimillonario neoyorquino convence a H. P. Lovecraft de que lidere una expedición para encontrar el supuesto libro maldito.

Acompañado de los escritores Frank Belknap Long (Los perros de Tíndalos) y Robert Erwin Howard (Conan), Lovecraft se embarcará en una búsqueda desde su Providence natal hasta el Londres de la moribunda sociedad Golden Dawn o el Berlín de entreguerras, pasando por mortíferos acantilados portugueses o ruinas enterradas bajo la ciudad de Damasco.
En la telaraña de secretos que rodea el Necronomicón, Lovecraft y sus compañeros se enfrentarán a peligros mortales, sociedades secretas y cultos olvidados dispuestos a matar por averiguar la verdad sobre el libro. Su expedición se convertirá en una trepidante aventura en la que se cruzarán con personajes como Aleister Crowley, Arthur Machen o un joven J.R.R. Tolkien.
MÁS DEL AUTOR EN EL BLOG:

Creo que todos, o casi todos, conocemos a Lovecraft. Un tipo delgado, pálido, extraño, escritor de innumerables relatos del género de terror y gran autor y lector. En esta novela, nos pondremos a su vera para comenzar la búsqueda del Necronomicón, un libro mítico (e inexistente, en teoría) que Lovecraft creó en uno de sus relatos y alrededor del cual se generó todo un culto y una mitología al completo. Tanto él como nosotros sabemos que este libro no existe, por supuesto, así como no existen el resto de criaturas inventadas por este escritor... ¿pero y si ?

El año pasado tuve la oportunidad de probar El baile de los secretos, una novela que no solo me gustó sino que me dejó con una sensación muy intensa en el cuerpo. Si bien tenía fallos, en ese momento supe que tenía que volver a leer algo del autor enseguida, y cuando Fantascy anunció (en el Celsius) que publicaría este libro, me emocioné mucho. Así que estaba claro que iba a caer maás tarde o más temprano, y que lo iba a leer sin falta. Y aquí está. Nos encontramos ante un libro en el que lo más destacable vuelve a ser ya no la historia o los personajes -de lo que hablaré más adelante y que, os adelanto, es también bueno- sino la maravillosa prosa del autor. Es capaz de situarte en la ambientación más horrible y pavorosa que puedas imaginarte, con unas descripciones que solo puedo denominar como perfectas y una narración muy lírica y extremadamente ágil. Incluso yo diría que ciertamente ominosa a la hora de introducirnos en ambientes más oníricos de lo normal, algo que en este libro abunda y que se le da de maravilla. Y para muestra, un botón:

Los siento antes que oírles. Mis ojos se elevan hacia el cielo extraño, repleto de estrellas que arañan su superficie de obsidiana con un siniestro resplandor. Un horrendo batir de alas anuncia su presencia. Sus siluetas se insinúan en el horizonte.

Contamos con unos interludios entre parte y parte muy peculiares, donde el autor explota al completo la figura y el libro que utiliza como pretexto para su novela; ¿el resto? Lo que yo pensaba que sería un libro de miedo, conociendo la otra novela del autor y lo que es la estética de esta misma (portada, título, Lovecraft...) se queda en una novela de aventuras. Una muy buena, sí, y con una trama bastante buena, pero de aventuras a fin de cuentas. He de decir que es aquí donde he encontrado algo un poco flojo. Y es que pese a que empieza tremendamente bien, con unas cuantas tramas paralelas y una historia muy potente... al final se pierde un poco. La trama comienza bien, hay viajes, aventuras y locuras a mansalva, pero. Llega un momento en el que hay muchos personajes, muchas cosas que no sabes si son verdaderas o falsas (aún hoy no lo tengo claro, pero eh, esa es la idea) y no se aportan demasiadas soluciones; hay un desenlace bastante dramático pero a partir de la página 400 y a escasas cien páginas del final el ritmo va a dosificarse debido a una tranquilidad demasiado pasmosa y unos saltos de trama en trama quizás un poco abruptos. La verdad es que salvando eso el libro me ha gustado muchísimo, es una lástima. Tras pensarlo, he llegado a la conclusión de que a Los nombres muertos le sobran más o menos unas 100 páginas de viajes, y que por lo demás es perfecto. Que realmente no sobran tanto porque es una gozada leer el libro gracias a la escritura del autor, insisto.

Y llega el momento de hablar de los personajes. El mejor es, sin lugar a dudas, Lovecraft. La verdad es que conocía poca cosa de su figura, sabía que era un tío raro, hater... pero además de eso es petulante, insufrible y muy, muy divertido de leer cuando se pone como a él le parece. Es verdad que el resto de personajes están muy bien perfilados, mencionar sobre todo a Sonia Greene, pero todos palidecen al lado de este escritor, que desde luego se luce. La verdad es que una de las cosas que siempre me ha atraído mucho de un libro es que haya dentro de él personajes reales, que hayan existido de verdad, más aún si se trata de escritores que conozco; en este caso se cumple, apareciendo incluso el joven Tolkien (en ese momento solté un grito y desperté a mi madre, que dormía a mi lado). Tras esto queda el final, que me ha parecido un desenlace muy inteligente. Como ya os he comentado, no queda muy claro si lo que hemos leído es verdad o ficción, quedan muchas incógnitas a medio resolver y creo que ese era el propósito del autor en todo momento. Es una lectura que recomiendo mucho y que, la verdad, ha sido excelente para comenzar el año. Seáis o no amantes de Lovecraft, adelante con este libro. Mi enhorabuena a Jesús Cañadas: se nota la progresión desde su anterior novela.

Los nombres muertos es una novela de aventuras que destaca sobre todo por la maravillosa pluma del autor, muy recomendable, entretenida e interesante. Sin duda es genial el personaje alrededor del cual se focaliza la historia, pero también esta en sí. Aunque tiene algunos fallos a la hora de ir cerrando hilos, el resultado es bueno, muy bueno. Soy oficialmente una fan del autor.


PD: sí, vuelvo a quitar las puntuaciones de las reseñas. Qué se le va a hacer, soy así de versátil.

7 comentarios:

  1. No me llama, pero me alegro de que te gustase.
    Besitos <3

    ResponderEliminar
  2. Pues fíjate, yo lo tenía así medio apartado porque pensaba que era más de miedo xD teniendo en cuenta lo de Lovecraft y tal, así que creo que lo voy a volver a añadir a mi estantería mental de "leer pronto". Me da un poco de pena eso que comentas del final y de que le sobran páginas :/ ya veremos qué me termina pareciendo a mi~

    ResponderEliminar
  3. No tenía conocimiento de este libro pero mira...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Tenía apuntado El baile de los secretos en mi wishlist desde hace tiempo ya, pero no sabía que tenía novela nueva. Esta me llama... mucho. La leeré seguro, la pregunta es ¿cuando? a saber.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Anotado lo tengo en mi lista de deseos desde hace algún tiempo. Tuve noticias del libro por una firma de ejemplares que se organizó en mi ciudad, pero a la que no pude asistir. Seguro que acabo leyéndolo. ¡Tu reseña invita a ello! Si a pesar de esos pequeños fallos en el cierre de algunos hilos el resultado final es muy bueno, ¡hay que marcarlo como lectura obligada! Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar! Me interesa mucho tu opinión, pero recuerda que si vas a dejar algún spoiler, avisa. ¡Y nada de URLs ni de publicidad abusiva o te muerdo! Por lo demás, soy buena gente, así que intentaré responderte.